NL EN ES

Adopta a Margarita

Adoptiekoe Margarita Margarita @ El Hogar Animal Sanctuary

Margarita era sólo un bebé cuando la arrancaron de los brazos de su madre. Al ser una vaca de lidia, si su madre  le daba de mamar nunca alcanzaría el peso correcto para los ganaderos. En la mayoría de los casos, lo que hacen es sacrificar cruelmente a las crías. Afortunadamente, Margarita corrió una suerte distinta: el ganadero se la regaló a un amigo que tenía una finca donde podía vivir “tranquila” pero sola.

Margarita ha vivido sola toda su vida, sin poder interactuar con animales de su especie, calmando esta soledad con los vecinos del barrio a los que enamoró con su dulce carácter. Y fueron ellos quienes la apodaron con el sobrenombre de “La Dulce Margarita”.

Pero, tras la denuncia de un vecino del ‘dueño’ de Margarita, su vida corría peligro cuando la Generalitat de Catalunya quería matarla amparándose en una ley que se aplica a los animales de explotación. Pero El Hogar Animal Sanctuary insistió y demostró por la vía legal y, sobre todo, con el apoyo popular (190.000 firmas en Change + manifestación ante la sede del Gobierno catalán) que Margarita no merecía morir puesto que es un ser inocente que siempre ha sido tratado como animal de compañía.

Con toda la presión mediática conseguimos cambiar la ley en Cataluña y se creó un protocolo legal que permitió salvarle la vida a la vaca de lidia y a las demás vacas sanas que estén en su situación en el futuro (es decir, que no tengan trazabilidad familiar pero que no vayan a ser introducidas en la cadena de consumo).
 Margarita en El Hogar Animal Sanctuary. Ruby es ahora su gran amiga.

Margarita ha tenido mucha suerte.Pudiese haber terminado en una corrida de toros, o como un animal de cria. Aunque lo más probable es que Margarita hubiese acabado en los encierros de algún pueblo, viajando durante todo un verano, sufriendo torturas de todo tipo, hasta que hubiese muerto en dichos “festejos” o luego en el matadero.

Ahora, la Dulce Margarita, vive feliz en El Hogar y ha conocido lo que es la libertad de correr por la montaña de 30 hectáreas junto a sus hermanos de todas las especies. Marga es tranquila y cariñosa, miedosa con los hombres por su pasado de maltrato, pero muy generosa y confiada en general, ¡y adora las zanahorias y las caricias!

Juega, convive y ama a cabras, cerdos, patos y hasta a la cierva Fantasía pero, sin duda, su mayor compañera es Ruby, una vaca huérfana que también vive en el santuario. Ellas dos son inseparables y la vida les ha cambiado estando juntas puesto que, de no tener nada, han pasado a tenerlo todo y así será pasa siempre bajo nuestro amparo y protección. Ambas tienen sólo 4 años y toda una vida de dignidad y amor por delante a nuestro lado. Aqui puedes encontrar más información sobre las condiciones para poder adoptar a Margarita. 

Adopta a Margarita

Si quieres preguntas sobre Polvorín ponte en contacto con nosotros.