NL EN ES

Noticias

La Marca España, gravemente dañada con la declaración de los toros patrimonio cultural

jueves 21 noviembre 2013

#LoveSpainHateBullfights

Organizaciones Internacionales afirman que la Marca España, ha sido gravemente dañada con la declaración de los toros Patrimonio Cultural.

La delegación International de protección animal que recientemente visitó el Congreso y el Senado en representación de 103 ONG’s de 29 países ha expresado su consternación por la decisión de los miembros del Senado español de votar a favor de una legislación que busca que la tauromaquia sean promovida y protegida por el Estado. Según la coalición, el hecho de que la nueva ley reconozca un espectáculo que consideran cruel como patrimonio cultural y permita el uso de fondos públicos para sostener esta actividad, a pesar de gran oposición existente por la mayoría de los españoles, daña gravemente la imagen de España en el mundo.

La decisión del Senado sigue a una votación en el Congreso de los Diputados en octubre, que también apoyó la legislación. A pesar de que políticos de ambas cámaras presentaron enmiendas y se expresaron en contra, la legislación fue aprobada gracias a la mayoría del PP con 144 votos a favor, 26 en contra y 54 abstenciones.

La coalición #LoveSpainHateBullfights, que comprende a CAS Internacional , Humane Society International, La Liga Contra los Deportes Crueles (LACS) , PETA, la Plataforma La tortura No Es Cultura y la Sociedad Mundial para la Protección Animal (WSPA), publica la siguiente declaración :

"Estamos consternados por el hecho de que el Gobierno español haya votado para proteger a un espectáculo que implica una crueldad animal inaceptable. España tiene como objetivo promocionarse como un país moderno, con una visión propia del siglo XXI. Sin embargo, el apoyo a la brutal tortura y asesinato de los animales con lanzas (puyas), arpones (banderillas) y espadas (estoque y descabello) como simple entretenimiento daña profundamente esa imagen a los ojos de personas de bien de todo el mundo.

"Este intento de proteger la tauromaquia en todas sus terribles versiones es un intento cínico y desesperado de la industria taurina para asegurar el futuro de un negocio en decadencia. La tauromaquia es cruel y obsoleta y no tiene cabida en una sociedad moderna, la cultura termina donde empieza la crueldad".

Recientemente, además, la Asociación de Viajes líder en el Reino Unido (Association of British Travel Agents- ABTA) responsable del 90% de los paquetes de vacaciones fuera del Reino Unido afirmó recibir miles de quejas de turistas indignados cada año. La demanda pública ha provocado que ABTA lance su primer declaración en defensa del bienestar de los animales e incluya en la misma la consideración de que las corridas de toros y otros festejos taurinos son "prácticas inaceptables".  La mayoría de los operadores turísticos miembros de la asociación ya han eliminado cualquier promoción de las corridas de toros y fiestas populares entre sus clientes y más están siguiendo su ejemplo.

El toreo está en declive en España y en otros lugares. La disminución de las cifras de asistencia plantean interrogantes sobre la viabilidad financiera futura de la industria y el público no apoya las subvenciones públicas que se utilizan para protegerla.  En junio 2013 una encuesta de Ipsos MORI mostró más de tres cuartas partes de la población española se opone a que sus impuestos sean utilizados para apoyar las corridas de toros.

No se espera que la nueva legislación afecte a las prohibiciones regionales vigentes en Cataluña y en las Islas Canarias. ONG’s españolas lanzarán una iniciativa legislativa popular en el año 2014 para revertir la nueva legislación.

Las seis organizaciones internacionales afirman que seguirán trabajando hasta conseguir el fin de las corridas de toros y otras formas de tauromaquia.

Considerado como un espectáculo cruel en gran parte del mundo, la tauromaquia no sólo inflige una muerte lenta y dolorosa a los animales implicados, sino que también corre el riesgo de desensibilizar a sus espectadores, especialmente los niños frente al maltrato y la violencia.

Marta Esteban, presidenta de la plataforma La Tortura No Es Cultura, parte española de la coalición afirma: “Aunque al final haya quedado en una ley descafeinada, lejos de las exigencias de la ILP taurina, declarar la tortura de toros patrimonio de los españoles sigue siendo una afrenta contra la mayoría de ciudadanos de este país que se han expresado radicalmente en contra de este espectáculo y contra las Comunidades Autónomas que democráticamente han decidido excluirlas de su territorio. Pero, además es una falta de respeto hacia los verdaderos representantes de la cultura española como Velázquez, Cervantes, Gaudí, Calatrava, Ferrán Adriá o Montserrat Caballé, que se les ponga a la misma altura que al maltrato animal.”


Volver a las noticias